martes, 13 de septiembre de 2011

Dieciocho años de cárcel por dejar que un amigo asesinara a su bebé mientras se iba de fiesta

Dieciocho años de cárcel por dejar que un amigo asesinara a su bebé mientras se iba de fiesta


Barcelona. (EP).- La Audiencia de Barcelona ha condenado por asesinato a 18 años de cárcel a una joven madre, Yasmina F.N., que desatendió a su hijo desde que nació hasta que el niño fue asesinado por un amigo de ella, también condenado, un día que lo dejó a su cuidado para salir de fiesta, sabiendo que no le dejaba en buenas manos. Según la sentencia, en septiembre de 2007, la condenada se trasladó con su hijo de cinco meses a casa de su padre, dejando el niño en varias ocasiones a cargo de diferentes familiares.


La noche del 19 de enero de 2008, Yasmina F.N. llevó a su hijo al domicilio del otro condenado, Antonio F.P., y se fue de fiesta con unas amigas. En una hora entre las 20.30 y las 3 de la mañana, el condenado golpeó al niño en la cara, cuello y cabeza, "sacudiéndolo o golpeándolo con gran violencia", hasta provocarle la muerte. La Audiencia considera que la acusada colaboró en la muerte de su hijo llevándole a casa de su amigo, dejándole a su merced durante la noche mientras ella se divertía, "siendo consciente de que Antonio no ofrecía las mínimas condiciones personales que garantizaran la seguridad de su hijo".

Después de que un jurado les considerara culpables, la Audiencia les ha condenado a 18 y 17 años respectivamente. El jurado popular consideró, sin embargo, que no quedaba probado que la madre hubiera suministrado cocaína a su hijo o que le hubiera golpeado, por lo que la Audiencia les ha absuelto de un delito contra la salud pública y otro de lesiones.

No se siente culpable

Durante el juicio, celebrado a mediados de junio en Barcelona, la madre aseguró que no se sentía culpable pero sí dolida por haber confiado en una persona que no era la adecuada para el cuidado de su hijo. Explicó ante el jurado popular que confiaba en Antonio F.P. y precisó que, pese a que presentaba moratones antes del día de los hechos, su amigo le dijo que se los había hecho jugando y con los barrotes de la cuna, por lo que no sospechó.
Share This