domingo, 6 de noviembre de 2011

Para los que odian Facebook

Para los que odian Facebook

Puede que hayan muchas cosas que no te gusten de esta red social, vamos, uno no puede asegurar al 100% que controla toda su información. Prácticamente Facebook es virtualmente el dueño de lo que te pasa, sabe tus gustos, tus amigos más frecuentes, lás páginas que te agradan, las páginas que manejas, en fin, todo lo que haces en esas HORAS de tu vida que pasas en facebook. HORAS, ¿Sabías que Facebook le ha costado millones de dólares en pérdidas de productividad a las empresas? Según un estudio citado en Bitelia, la cifra sería de 2.25 mil millones al año. Asimismo una consultora británica, Morse, calcula que las redes sociales cuestan a las organizaciones alrededor de 1.530 millones de euros cada año. Tras consultar la opinión de 1.460 empleados de empresas británicas, más de la mitad (57%) confesó que acceden con cierta frecuencia a estos espacios en horario de trabajo.


Pérdida de productividad, control de tu información, múltiples cambios en la página (muchos de ellos tratando de imitar al gran Twitter), ¿olvido algo? Bueno, mencionar que cuando pusiste el “acepto” y no leíste el contrato de privacidad de quién sabe cuántas páginas al momento de crear tu Facebook, le diste la libertad a Zuckerberg de poder vender toda la info, TU info, que él quiera. Esto no ha pasado totalmente desapercibido, por ejemplo, la comisión de Protección de Datos de Irlanda se encuentra en un proceso judicial con Facebook y exige el pago de una multa de 100.000 euros por guardar datos de usuarios que habían decidido eliminarlos. Otro caso es el de Alemania que declaró ILEGAL el botón “me gusta”. Al parecer el centro de protección de datos del estado alemán Schleswig-Holstein declaró en agosto ilegales los ‘plug-ins’ sociales (como el botón “me gusta”), ya que expone el perfil del usuario. Las páginas web de este Estado debieron haber eliminanado dicho botón hasta antes del 30 de septiembre para no tener que pagar las multas correspondientes.


No estoy en contra de las redes sociales, es sólo que encuentro (y no sólo yo) muchas particularidades en Facebook. No por el hecho de que aún se cuestiona si Zuckerberg robó la idea o no, sino por el hecho de que haya ese sentido de “pertenencia” de nuestra información personal o de cómo nuestro amigo Mark gana dinero vendiendo datos que libremente saca de los usuarios o, también, a través de la publicidad fastidiosa que aparece en nuestro news feed.

Twago (C)

Regresando al caso de Irlanda y ya para terminar; el chico que demandó a Facebook, Max Schrems de 24 años, exigió que se le devolviera su información. Luego, con la comisión a su favor, recibió un CD con contenidos que él había eliminado en los tres años que había estado registrado en esta red social.Entre las páginas recopiladas, se encontró un registro de todos sus movimientos (chats, fotos, solicitudes). La información estaba dividida en 57 categorías e incluía direcciones de correo electrónico. “La información es poder, y la información acerca de las personas es el poder sobre la gente” #ToThinkAbout

Nuevamente, Facebook tiene sus cosas positivas, claro que sí. Es un lugar lleno de oportunidades de negocio y un gran canal de marketing y comunicación para las empresas y las personas. Es sólo que hay cosas que se deben saber y que son importantes tener en cuenta y eso es lo que he tratado de hacer.

Share This