miércoles, 25 de julio de 2012

Mantienen la presión sobre la familia paterna con una pintada

Mantienen la presión sobre la familia paterna con una pintada


La presión sobre la familia paterna de Ruth y José no cesa. Después de que en las últimas fechas hayan pegado carteles tanto en la finca de los abuelos en Las Quemadas como en las inmediaciones de la casa de la hermana de José Bretón, el padre de los pequeños procesado y en la cárcel por la desaparición, ayer hicieron una pintada a escasos 30 metros de donde vive Catalina Bretón. En ella, junto a la imagen de los dos niños, se puede leer: "Vuestro derecho es mentir ¿Dónde están los nuestros?".


Hace dos semanas, una decena de personas se concentraron ante la casa de Catalina en silencio y con carteles que rezaban "tu silencio me priva de mi libertad, mi felicidad, mi educación, el cariño de mi mamá". El portavoz de la plataforma Ruth y José, Antonio Santiago, explicó entonces que el objetivo de la convocatoria era "pedirles a los familiares de Bretón que digan todo lo que saben porque según el sumario o están faltando a la verdad o no lo dicen todo" sobre la desaparición de los pequeños. La semana pasada, la calle en la que vive la hermana de Bretón volvió a ser escenario de una pegada de carteles, aunque en ese caso, como en el de ayer, sus autores no se dieron a conocer. Entonces se incluyó un mensaje dirigido a Catalina: "Tita, para que no se te olvide que somos familia tuya también". La pintada de ahora viene a recordarles que hagan prevalecer los derechos de los pequeños sobre los suyos.

La presión sobre la familia paterna tuvo un primer episodio en Tomares (Sevilla), a las puertas de la casa del hermano de Bretón. Allí se concentraron familiares de Ruth Ortiz a los que, posteriormente, un juez les impuso una orden de alejamiento de Rafael Bretón. A los pocos días también acudió al mismo lugar la abuela materna, Obdulia, y la madre de los pequeños, en un comunicado, advirtió de que "si alguien ha pensado que una orden de alejamiento va a hacer que nuestras voces se silencien está muy equivocado".

Ruth Ortiz pidió a los Bretón que hagan "lo imposible para que José hable" y diga dónde están los niños, ya que "él calla y vosotros encubrís su silencio". "A los que os sintáis coaccionados por la actitud de mi familia --apuntó a los Bretón--, lo único que tenéis que hacer es sencillamente contar lo que sabéis y dejar de apoyar al responsable de la desaparición de dos niños inocentes".

Share This