miércoles, 1 de agosto de 2012

Los geólogos retoman la búsqueda de pistas de Ruth y José en la finca de Las Quemadillas

Los geólogos retoman la búsqueda de pistas de Ruth y José en la finca de Las Quemadillas

Ayer Lunes se ha retomado la búsqueda de pistas de Ruth y José, los niños desaparecidos en Córdoba el pasado 8 de octubre, en la finca de sus abuelos paternos, en Las Quemadillas. Son los geólogos, que ya tomaron parte en el estudio del subsuelo de la finca, marcando puntos sospechosos para su rastreo, los que ahora retoman los trabajos, a petición propia. De igual forma, la madre de los menores, Ruth Ortiz, ha vuelto a la finca, en concreto a la casa y otras edificaciones allí existentes.


Según dijeron ya a Europa Press fuentes cercanas al caso, la nueva visita de Ruth Ortiz a Las Quemadillas tiene por objeto verificar qué objetos de los menores faltan y no se encuentran allí, mientras que en el exterior de la vivienda se harán prospecciones en cerca de una treintena de puntos concretos, señalados por los geólogos y que presentan anomalías, que fueron detectadas tras cerrarse el registro el pasado 6 de julio. Ahora estos especialistas dispondrán de dos días para esta nueva búsqueda en la finca, que comienza este lunes y que se prevé que acabe este martes.


Por otro lado, la Policía también estan rastreando zonas que estén en un radio de cinco minutos de Las Quemadas, ya que, en opinión del juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Laínz, en ese espacio temporal el padre de los menores, José Bretón, encarcelado desde el pasado 21 de octubre por su presunta implicación en la desaparición de sus hijos, pudo ocultarlos o pasarlos al coche de una tercera persona, para que se los llevara.
Esta nueva búsqueda en la finca de Las Quemadas y su entorno, que también podría incluir un nuevo rastreo en el río Guadalquivir, incide en la línea ya marcada en el auto de procesamiento de Bretón, según el cual esté llegó a las 13,46 del pasado 8 de octubre a la finca acompañado por sus dos hijos y no salió hasta las 17,30 horas. Durante ese espacio de tiempo, en opinión del juez, Bretón aprovechó para realizar el plan que supuestamente ideó desde hacía casi un mes, después de que su mujer decidiera finalizar la relación matrimonial.
El juez relata que "si lo que pretendía el encartado era causar el mayor mal posible a su esposa en despecho por la que consideraba humillante ruptura de la relación matrimonial, es evidente que la solución que menos problemas podría acarrearle era la de matar a sus dos hijos y hacerlos desaparecer; contando como contaba de un amplio margen de tiempo para organizar un pequeño habitáculo para dar cabida a lo que no eran sino dos pequeños bultos con un peso no muy superior a los 30 kilos en total".
A pesar de la falta de resultados en el registro, la opción de la finca familiar y el habitáculo se impone al escaso margen de tiempo del que gozó Bretón en su traslado a Las Quemadillas a mediodía del 8 de octubre o en su posterior desplazamiento de allí al Parque Cruz Conde, donde afirma que perdió a sus hijos, según razona el togado en su escrito.
Petición de libertad rechazada
La nueva búsqueda en Las Quemadillas se hará después de que este pasado viernes la Audiencia Provincial de Córdoba haya rechazado el nuevo recurso que presentó el pasado lunes el abogado de Bretón, el letrado José María Sánchez de Puerta, contra el auto del Juzgado de Instrucción número cuatro de Córdoba que había rechazado la puesta en libertad de Bretón.
Según explicó ya a Europa Press Sánchez de Puerta, el citado recurso de apelación, ya rechazado, se justificaba en que hay motivos suficientes para excarcelar a su cliente, dado que, hasta ahora, han concluido sin ningún resultado, las sucesivas búsquedas de pistas de los dos menores en la citada finca, situada en las afueras de la capital cordobesa.
Además, la petición de libertad, que ya ha rechazado la Audiencia cordobesa, contaba con el respaldo, según destacó la defensa de Bretón, del "contrainforme" a la prueba de la Universidad de Valencia que avala, "al 98 por ciento", que los niños no llegaron al Parque Cruz Conde la tarde del 8 de octubre de 2011, si bien la prueba de la defensa resuelve que dicho porcentaje es "totalmente erróneo" y, por tanto, no puede cuestionarse la versión de Bretón de que perdió a sus hijos, Ruth y José, en el citado parque.
La postura del abogado de Bretón contrasta con la expresada por la Audiencia y también en el citado auto por el juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Laínz, quien considera que no hay lugar "a la modificación de la situación personal del imputado", por lo que ha acordado mantenerle en prisión provisional, comunicada y sin fianza, "por la presunta comisión de los delitos de detención ilegal, con la agravante de desaparición de menores, y por simulación de delito".
Tal imputación ya se recogió en el auto de prisión para Bretón que dictó Rodríguez Laínz el pasado 21 de octubre. Además, el juzgado cordobés ya rechazó con anterioridad otras dos peticiones de libertad para Bretón y dictó un auto para su procesamiento, por los delitos ya mencionados, a expensas de la práctica de nuevas pruebas, como las llevadas a cabo en la finca de Las Quemadillas, que ha sido objeto de reiterados registros, al igual que parcelas anexas, con la intervención de la Policía Nacional y de muy diversos profesionales, empleando distintos métodos, instrumentos, vehículos y maquinaria, en diferentes momentos durante los últimos meses, y siempre sin resultado.





Share This