miércoles, 1 de agosto de 2012

Bretón reitera que encontrará a sus hijos en dos meses si sale de la cárcel

Bretón reitera que encontrará a sus hijos en dos meses si sale de la cárcel

José Bretón, ayer, durante el registro en la
 finca de Las Quemadillas.
Sólo José Bretón -el padre de Ruth y José, los pequeños de seis y dos años desaparecidos el pasado mes de octubre- parece tener la clave sobre el paradero de los niños. Bretón, que permanece en la cárcel desde hace nueve meses y es el único imputado en este suceso, ha vuelto a desafiar a la Policía y al entorno de la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, afirmando que si sale de prisión encontrará a sus hijos "en dos meses". Así al menos lo aseguró la abogada de Ortiz, María Reposo Carrero, que ayer desveló que estuvo hablando con Bretón durante una hora y media el lunes pasado, cuando se retomó la búsqueda en la finca de Las Quemadillas, registro que concluyó ayer definitivamente sin rastro de los pequeños. Carrero recordó que no es la primera vez que se lo dice, ya que mantuvieron el mismo diálogo hace unas semanas en otra búsqueda infructuosa en la parcela. En esa ocasión insistió en que él podría encontrar a los niños y así se lo comunicó a la Policía, añadiendo el matiz de que los traería "vivos o muertos". Esa vez, su abogado, además, estaba delante, apuntó Carrero, "y en ese momento se lo llevó a dar un paseo", añadió la letrada, quien también insistió en la sorprendente "tranquilidad" que Bretón ha mantenido en todas las batidas que se han realizado en la finca. Carrero también desveló que el padre de los niños manifestó que "cada día que pasa es un día menos" que se está perdiendo, ya que él podría traerlos de vuelta. Pese sus afirmaciones, la letrada asumió que "de Bretón nunca vamos a tener la verdad" de lo que ocurrió.


La actitud de Bretón siempre ha llamado la atención tanto a la Policía como al juez instructor del caso, por su tranquilidad y aparente indiferencia ante la desaparición de sus propios hijos. "Es como si no fuera con él", apuntó ayer la abogada de Ortiz, quien destacó también los "cambios de humor" del imputado. "A veces está muy hablador y otras no me puede ni ver porque me culpa a mí de que él esté en prisión", añadió Carrero.

La búsqueda en la finca de Las Quemadillas -tanto en el exterior en la zona de los naranjos como en las dos casas construidas- concluyó de manera definitiva ayer sin ningún resultado. Durante los dos últimos días efectivos del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía e ingenieros de minas de la Universidad Politécnica de Madrid han peinado la finca sin resultados positivos. Los agentes policiales y los técnicos han abierto una veintena de agujeros con taladros, han levantado el suelo de la vivienda principal y han introducido unas cámaras especiales para ver si hallaban alguna pista o indicio sobre el paradero de los menores. Las mismas zonas han sido inspeccionadas por perros de la Unidad Canina sin obtener tampoco resultados.

Carrero aseguró que el hecho de que no se hayan encontrado indicios sobre los niños es una "alegría" ya que, aunque la teoría de que los menores estén enterrados en la finca no se puede descartar al 100%, "sí que estamos más seguros que hace nueve meses de que no están allí". Por este motivo, la Policía ha retomado con más fuerza otras líneas de investigación que estaban abiertas desde el principio pero permanecían en un segundo plano hasta descartar la tesis de Las Quemadillas. Ahora cobra fuerza entre los investigadores la hipótesis de que Bretón pudiera haber entregado a los niños a otra persona durante el trayecto que separa la finca del parque Cruz Conde, donde mantiene que los perdió. De hecho, según apuntaron algunas fuentes, los investigadores han vuelto a realizar el camino que separa la finca del parque en coche para determinar con exactitud el tiempo que se tarda en cubrir dicho recorrido.

Los agentes también tienen previsto explorar los puntos más relevantes que se sitúen en un radio de entre cinco y diez minutos desde la parcela de Las Quemadillas. Algunas fuentes apuntaron que esos registros ya han comenzado y se desarrollarán durante toda esta semana, aunque otras señalan por el contrario que esas batidas por los alrededores de la finca no se realizarán hasta el próximo mes de septiembre.


Share This