miércoles, 26 de septiembre de 2012

Un informe revela que Rafael Bretón manipuló el teléfono móvil de su hermano

Un informe revela que Rafael Bretón manipuló el teléfono móvil de su hermano


Córdoba, 26 sep (EFE).- Un informe de telefonía realizado sobre el móvil de José Bretón, padre de los dos niños de 2 y 6 años desaparecidos en octubre de 2011 en Córdoba, revela
que su hermano, Rafael Bretón, manipuló el terminal para eliminar supuestas conversaciones comprometedoras.

Así lo ha asegurado en declaraciones a los periodistas la abogada de la acusación particular, María del Reposo del Carrero, quien ha acudido a los juzgados de Córdoba donde el juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Laínz, ha tomado una nueva declaración a los familiares directos de José Bretón.


Según ha mantenido la letrada, Rafael Bretón "había eliminado todas las llamadas de voz que podían comprometer a su hermano" cuando sabía que tenía el encargo judicial de custodiarlo.

Carrero ha recordado que el tío de los niños es ingeniero de telecomunicaciones y llegó a manipular y borrar llamadas que eran "interesantes" para indagar en el caso de Ruth y José.

La letrada ha matizado que tanto el juez como ella, en el momento oportuno, pueden tomar acciones judiciales sobre esta acción, pero ha avanzado que "el resultado final es la absolución porque puede hasta mentir" al ser familiar directo del encartado.

A pesar de ello, la abogada se está planteando dicha petición de imputación contra él y otros familiares, una decisión que dirimirá tras la celebración del juicio.

Los familiares de Bretón han permanecido varias horas en dependencias judiciales aunque sus familiares carnales, padre, madre y sus dos hermanos, se han negado a declarar, al estar amparados por la ley.

No así para José Ortega, cuñado de Bretón, quien estaba obligado a declarar y ha utilizado su comparecencia ante el juez para ratificarse en su primera declaración, en la que mantuvo que el padre de Ruth y José tenía "comportamientos extraños" y que pensaba que "le había hecho algo" a los pequeños.

Posteriormente, Ortega cambió de declaración por la presión de su mujer quien, según varias llamadas telefónicas intervenidas, le conminó a que no dijera nada en contra de su hermano.

El resto de familiares se han mostrado tranquilos ante el juez porque "parece que sólo a Ortega y al abuelo, Bartolomé Bretón, son los que les duele la muerte de los niños".

Según ha informado, la madre de los niños, Ruth Ortiz, se encuentra mal y lo que desean es que "se puedan enterrar" a los pequeños porque tienen miedo de que "esta situación se pueda ir de las manos".

Por otra parte, fuentes judiciales han informado a Efe de que se ha aportado a la causa un informe realizado por un pediatra a petición de la acusación particular, que concluye que la mezcla de Orfidal y Motiván, fármacos cuyas cajas fueron halladas en Las Quemadillas, en menores "puede ser letal".

El estudio apunta que una sobredosis de estos fármacos en menores de entre dos y seis años podría provocar la muerte o, en su caso, una sedación profunda que hubiera impedido a los niños oponer algún tipo de resistencia a cualquier acción contra ellos.

Finalmente, el próximo viernes prestarán declaración en sede judicial los peritos que han participado en la investigación del caso y a los que el juez instructor pedirá que "rectifiquen o ratifiquen" las conclusiones de los distintos informes sobre los restos óseos hallados en la hoguera que Bretón hizo en la finca de Las Quemadillas.
Share This