lunes, 17 de septiembre de 2012

The Walking Dead calienta motores

The Walking Dead calienta motores


En primer término tenemos a Rick Grimes, el líder incontestable del grupo tras la muerte de Shane, el único que ponía en duda su papel y sus decisiones. Sin Shane y tras revelar al grupo el secreto que le susurraron al oído en el CDC (Centro de Control de Enfermedades) Rick ha decidido dejar de ser amable y dialogante, una estrategia que hasta ahora no le ha traído más que disgustos. Desde ya él será la ley, él será el que tome las decisiones, él será el tirano que velará por la seguridad del grupo, y de su familia. El camino del héroe no es nada sencillo y ante la adversidad, Rick, se transforma en un hombre rudo, desconfiado y luchador; la lucha por la supervivencia hace mella en todos los personajes, alterando su carácter, sus principios y sus prioridades, el cambio más salvaje y evidente es el de Rick.


Hacia la derecha de la imagen vemos a la joven pareja formada por Maggie y Glenn. Ya es complicado mantener una relación cuando todo va bien, imaginad como será llevarla adelante cuando vives en medio de un apocalipsis zombie. ¿Podrá florecer el amor en medio de tanta desgracia y horror?

A su lado vemos un trío de personajes que durante los primeros compases de la temporada tendrán su propio arco argumental. Me refiero al Gobernador, interpretado por el británico David Morrissey; Michonne (Danai Gurira) con su katana y sus zombies encadenados; y Andrea (Laurie Holden). El final de la segunda temporada presentó a un enigmático personaje, un encapuchado con katana que salvó la vida de Andrea en el bosque. Ahora conoceremos a Michonne, una aguerrida mujer, que se hizo fuerte en el horror.

Ambas mujeres acabarán en Woodbury, un idílico pueblo donde las cosas parecen seguir funcionando con “normalidad”. El Gobernador es el jefe de esta comunidad, pero la seguridad de Woodbury tiene un precio y el Gobernador hará cualquier cosa para mantener el control sobre el lugar y sus habitantes. La confrontación entre Rick y él será inevitable. Espero que los guionistas sean capaces de crear una tensión palpable y real entre ambos personajes, que sepan mantener la intriga hasta el primer encuentro y que después no desaparezca la sensación de peligro que acompaña a la figura del Gobernador

En el lado izquierdo de la imagen hay tres grupos claramente diferenciados y una figura solitaria que destaca. Volveré a decirlo y seguiré repitiéndolo hasta la saciedad uno de los mayores aciertos de The Walking Dead fue la introducción del personaje de Daryl Nixon (Norman Reedus). Esta temporada nos reserva el reencuentro entre Daryl y su hermano Merle (Michael Rooker). Hace ya tiempo que se sabía que Merle regresaría para ajustar cuentas con Rick, Daryl y el grupo; en unas recientes imágenes del reparto aparece el personaje. Personalmente me hubiese gustado que este dato se mantuviese en secreto, ya no hay sorpresa.

Hershell (Scott Wilson) y Beth (Emily Kinney), padre e hija. No sé si estos dos personajes aportarán algo a la historia. Hershell resultó ser un lastre durante la segunda temporada y su hija pequeña poco aportó a las tramas. En mi opinión sobran y ojalá hubiesen muerto ellos en lugar de Dale.

T-Dog (IronE Singleton) y Carol (Melissa McBride), otro par que sobra. No entiendo como es que T-Dog sigue vivo a estas alturas, lo de Carol con toda la historia de Sophia y su búsqueda tiene un pase, además hay algo entre ella y Daryl; aún así ambos personajes son anodinos, planos y se pasean por la serie sin nada que hacer. A ver si se libran de ellos.

Lori y Carl, la familia de Rick. Todo lo que hace lo hace por ellos, por su seguridad, para asegurar su supervivencia. Con Lori embarazada es fundamental encontrar un lugar donde instalarse de manera semi-permanente, y la cárcel será el sitio adecuado. No sé como serán las cosas entre ellos ahora que Shane no está y que Lori intuye los lugares más oscuros del alma de Rick. El embarazo avanza y Carl crece. El niño, que ha visto y vivido cosas terribles, tendrá que superar pruebas aún más difíciles y lidiar con situaciones que le ponen a una los pelos de punta. Eso si, espero que Lori mejore como madre vigilante y que Carl no se meta en problemas cada treinta minutos. Con una familia como esta no me extraña que Rick esté permanentemente en tensión.
Share This