miércoles, 10 de octubre de 2012

CASO RUTH Y JOSÉ Velas para mantener vivo el recuerdo

CASO RUTH Y JOSÉ Velas para mantener vivo el recuerdo

La plataforma Justicia para Ruth y José convoca un acto a las puertas de la finca de la familia Bretón en las Quemadillas, donde supuestamente los dos hermanos perdieron la vida el pasado 8 de octubre.

La ciudad despertó ayer con un cielo azul y soleado. Pero la finca de Las Quemadillas, donde supuestamente Ruth y José perdieron hace un año sus vidas a manos de su padre, seguía inmersa en la oscuridad y en la tristeza. Hasta allí se acercaron centenares de personas que quisieron encender ante la fachada su vela, para mantener viva la llama del recuerdo de los dos pequeños.

La plataforma Justicia para Ruth y José convocó este acto con el único fin de compartir el dolor que siente la familia materna de los niños ante una desgracia de tal magnitud. Su portavoz, Toni Santiago, señaló a las puertas de la finca, donde se ha construido un pequeño altar en el que muchos dejaron ramos de flores en recuerdo de los pequeños, que el objetivo es mantener "encendida la luz de estos niños en esta ciudad". Asimismo agradeció la respuesta "calurosa" de todos los cordobeses durante el último año. "Los ciudadanos están muy sensibilizados con esta tragedia y podemos decir abiertamente que hay un nivel de humanidad muy grande en esta ciudad", dijo.

El portavoz de la plataforma señaló que ayer mantuvo una conversación con la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, quien le trasladó todo su agradecimiento por las muestras de cariño recibidas, aunque prefirió pasar este día junto a su familia en la intimidad. Tan sólo su primo Juan David deseó una vez más, coincidiendo con el aniversario de la desaparición de los hermanos en Córdoba, que se haga justicia para los pequeños, aunque para ello consideró necesario "un cambio en las leyes", ya que, según su opinión, "están mal hechas, mal elaboradas, porque no hay castigo para esto".

Hasta la finca de los abuelos paternos en Las Quemadillas también quisieron acercarse algunas personalidades del gobierno municipal para mostrar su apoyo. El alcalde, José Antonio Nieto, acompañado por algunos de sus miembros de equipo como la concejal de Movilidad, Ana Tamayo, o el concejal de Deportes, Miguel Reina, dejó junto al altar un ramo de flores en recuerdo de los pequeños. "La aparición de restos humanos en la finca fue un mazazo, pero a la vez un alivio porque esa familia llevaba sufriendo durante mucho tiempo y padeciendo la intranquilidad de no saber dónde estaban sus niños", señaló. En cuanto al error de la perito de la Policía Nacional, Nieto insistió en que "desgraciadamente el análisis de la primera prueba falló, lo que acarreó muchos días de trabajo para la Policía, pero afortunadamente se volvió a la senda adecuada".

El alcalde además insistió en que la finca de Las Quemadillas debe ser a partir de ahora "un lugar a olvidar y que deje de estar en nuestra memoria, ya que fue la tumba de los pequeños". Así, enfatizóque lo más importante es "recordar a Ruth y a José como parte de la historia de Córdoba, pero fuera de aquí".

En la tarde de ayer muchos fieles acercaron también hasta la iglesia de los Trinitarios donde se ofició una misa en recuerdo de los dos pequeños. Este templo también ha marcado parte de la historia de estos últimos doce meses, ya que los niños eran devotos de la imagen del Cristo de Gracia.
Share This